¿Cómo gestionar la Claustrofobia en un Escape Room?

Claustrofobia

22 Sep ¿Cómo gestionar la Claustrofobia en un Escape Room?

La claustrofobia es un miedo profundo a los espacios reducidos. Por lo tanto, si eres de los que padece este problema, no nos extrañaría que estés dudando en  meterte en una sala de escape. No hay duda, estos juegos pueden activar vuestro miedo, al introducirte en un entorno cerrado, incluso te afectará más si estás desinformado sobre la dinámica de este tipo de aventura. La pregunta del millón es ¿Puedo disfrutar de esta experiencia si soy claustrofóbico? Por supuesto que sí. Pero… conocer algunos consejos sobre cómo gestionar la Claustrofobia en un Escape Room podría marcar la diferencia entre pasar un día divertido o vivir un rato desagradable.

En Reversum Room Escape, creemos que los juegos de escapismo son aptos para las personas claustrofóbicas, siempre y cuando cuenten con el respaldo de las personas que las acompañan en estos desafíos, incluyendo el de los organizadores del juego y el Game Master.

Aun así, cómo gestionar la Claustrofobia en un Escape Room también depende de otros factores, como informarse sobre este tipo de juegos, hacer la elección adecuada,  asumir la experiencia como un reto (aunque lo es en sí misma), comunicar el problema, entre otras cosas que vamos a abordar en este artículo.

¿Cómo gestionar la Claustrofobia en un Escape Room? ¡Lo que necesitas saber!

Los juegos de Escape Room normalmente nos plantean un mismo desafío: trabajar en equipo para resolver un conjunto de enigmas y acertijos, con el objetivo de salir de una habitación o solucionar un misterio en un tiempo determinado (una hora, por lo general). En fin… ¡Es una actividad súper divertida y emocionante!

Actualmente, estos juegos se nutren de  todo tipo de temáticas, universos y épocas. Sin embargo, debes saber una cosa: que estarás «encerrado/a» en una habitación, lo cual podría provocarte miedo o ansiedad, si eres claustrofóbico/a, claro está. ¿Suena aterrador? ¡No te preocupes!

escape room

En la mayoría de los casos, quienes han vivido una mala experiencia en este tipo de aventuras, ha sido por falta de preparación y, por ende, no supieron cómo gestionar la Claustrofobia en un Escape Room. En Reversum Room Escape compartimos algunos consejos para evitarte un momento desagradable durante el desafío.

  • Elegir el escenario y la temática adecuada

Lo primero es asegurarte de elegir el juego ideal. ¿Esto qué diablos significa? Bueno, adentrarte en un universo que no te provoque miedo, ansiedad o pueda activar vuestra claustrofobia. Las posibilidades son casi que infinitas actualmente, por supuesto, algunas propuestas generan más ansiedad que otras.

Por tanto, procura elegir una temática  simple, como magia, fantasía, tecnología… Y preferiblemente opta por temas que no te provoquen miedo. Los juegos de escape basados ​​en historias de terror no son los más adecuados para personas con problemas de claustrofobia.

  • Ve con personas de tu confianza

Cómo gestionar la Claustrofobia en un Escape Room podría depender machismo  del nivel de confianza que tengas con las personas que te acompañen en la aventura. Si es tu primera vez y te preocupa cómo puedas reaccionar, lo mejor es que vayas con amigos o personas con las que te sientas seguro/a. Ellos te podrán ayudar a revitalizarte si pierdes un poco de confianza durante la experiencia.

  • Comunica el problema

Encargarte de comunicar vuestra fobia tanto al equipo de juego como a los organizadores de la sala de Escape, es un paso fundamental. De hecho, antes de elegir, llama a quienes están a cargo del juego para hacerle sobre  el tamaño de las habitaciones, el desarrollo del juego, etc. Lo importante es que la información que te suministren te transmita confianza y esclarezcan el panorama.

Al manejar información valiosa sobre la habitación y el juego, podrás prepararte con serenidad para el desafío. Además, los creadores de este tipo de juegos, saben muy bien que la ansiedad y la claustrofobia son problemas difíciles de manejar, incluso cuando se está con un grupo de amigos/as o familiares. Por consiguiente, el Game Master del juego debe mostrar plena disposición de ayudarte a sentirte mejor durante la aventura. En fin, comunica vuestra claustrofobia para que puedan vigilarte.

  • Adopta otra perspectiva

Para aprender a cómo gestionar la Claustrofobia en un Escape Room a veces lo mejor es participar en una partida, pero viendo el juego como una forma de terapia para superar vuestro miedo. Es decir, darte la oportunidad de vivir  la experiencia con fines terapéuticos.

En muchas salas de escapismo con trayectoria se ha descubierto que, las personas con claustrofobia son capaces de sentirse  más seguras y menos ansiosas después de la experiencia. Ojo, con esto no estamos diciendo que el Escape Room es una cura para este problema, pero es una forma de generar confianza y desarrollar vuestra propia tolerancia frente a espacios reducidos.

  • Puedes detenerte cuando quieras

A sabiendas de que eres claustrofóbico/a, tendrás la libertad de detenerte en cualquier momento del juego. Es decir, no hay necesidad de que te veas obligado/a a terminar el desafío si entras en pánico. Solo comunícalo en voz alta y los organizadores del juego te darán luz verde para salir de la habitación cuando lo desees.

  • ¡Diviértete al máximo! No pienses en el problema

¿Te decimos la verdad? ¡Es muy  difícil pensar en cómo gestionar la Claustrofobia en un Escape Room cuando tienes todo un cúmulo de pistas y acertijos que resolver! Con suerte, estarás tan distraído/a por la trama y el juego que no tendrás tiempo para asustarte. Cuanto más te involucres en la partida, más distraído/a estarás. ¡Diviértete!

escape

Conclusiones

Las salas de escapismo pueden despertar vuestro miedo a los espacios reducidos. Especialmente cuando no nos preparamos y no sabemos cómo gestionar la Claustrofobia en un Escape Room. Por fortuna, estas habitaciones han sido diseñadas para ser agradables, funcionales y seguras para un grupo de personas. Esto significa que crean un buen ambiente para quienes son víctimas de la claustrofobia, porque pueden relajarse al saber que solo se trata de un juego.

En definitiva, los juegos de escape pueden ayudar a las personas claustrofóbicas a asociar lo espacios cerrados con un recuerdo positivo y feliz. Para muchos/as, este tipo de aventura funge como una solución plausible para contrarrestar esta fobia y comenzar de nuevo con una nueva perspectiva. ¿La clave? Seguir cada uno de los consejos que compartimos en este post.

 

No Comments

Deja tu comentario

Uso de cookies

Uso de cookies Este sitio web utiliza cookies para usted tener la mejor experiencia de usuario. Si sigues navengant está dando consentimiento a la accpetació de estos "galletas" y la aceptación de nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies