Consejos para tu primer Escape Room

primer escape room

02 Ago Consejos para tu primer Escape Room

Tu primer escape room es una experiencia que disfrutarás muchísimo en compañía de amigos o familiares. Aunque unos días antes, también puede generar incertidumbre y algo de ansiedad. Y es comprensible, estamos hablando de una aventura que demanda una buena organización en grupo para desentrañar sus misterios y superar el desafío todos juntos.

Sin embargo, no hay que tomárselo tan en serio. La idea de estrenarse en el mundo del escapismo es disfrutar al máximo de la experiencia, no afanarse por lo que vendrá y apasionarse por los puzzles que encontrarás en la sala. Tu primer escape room no tiene por qué ser algo angustiante o basarse en el compromiso de ganar sí o sí.

Hay que relajarse y dejarse llevar por el momento. Las emociones estarán a flor de piel, claro está. Pero, merece la pena vivirlas y sacar algo constructivo de ellas. Así que, cero estrés, cero angustias. En este post revelaremos algunos tips para que vivas tu primera experiencia a plenitud. ¡Vamos allá!

Claves para comprender cómo funciona un escape room

El juego consiste en rebuscar y buscar pistas por todas partes para salir de una habitación, pero sin romper ni desmontar nada. Un escape room es un juego en el que no es necesario hacer uso de la fuerza, en cambio resulta muy importante usar la lógica y la imaginación.

No es posible llevar con vosotros equipos electrónicos, incluidos teléfonos celulares, a la habitación; la única herramienta permitida es el cerebro. Eso sí, durante la partida es posible pedir ayuda a uno de los organizadores (o Game Master), sin abusar porque su participación es limitada. Pero, recomendamos hacer esto si es absolutamente necesario.

En fin… el funcionamiento básico un Escape Room es el siguiente:

  • Estarás encerrado en una habitación con cuatro o cinco personas más. Todos buscarán pistas y llaves de las diferentes cerraduras con el fin de escapar antes que acabe el tiempo.
  • Cada juego tiene historias diferentes y, por ende, acertijos diferentes. Algunos se pueden resolver consecuentemente, mientras que la resolución de otros solo contribuyen a abrir la puerta.
  • Según la lógica de este tipo de partidas, para abrir la puerta es necesario seguir un camino predeterminado que conduce a una solución final.
  • Por ejemplo, para abrir un candado resulta importante encontrar la llave dentro de una caja cerrada por combinación. Para encontrar la combinación, sin embargo, es necesario resolver puzzles o abrir una caja mágica.
  • En algunos casos es fundamental encontrar diferentes llaves y algunas combinaciones para abrir la puerta y escapar.
  • En otros, será clave resolver un enigma que los conducirá a encontrar directamente una de las llaves para abrir una de las cerraduras. Mientras que para otras cerraduras será indispensable encontrar una solución a los acertijos que se van presentando posteriormente.

Cuando juegues tu primer escape room notarás que se trata de una aventura interactiva, en la que se revela la solución a medida que se realizan diferentes acciones.

5 consejos para tu primer escape room

No se requiere de una preparación en especial para jugar en una sala de escapismo, además cada miembro del equipo puede participar. Sin embargo, hay algunos aspectos a considerar para hacer tu primer escape room más fluido y tener una mejor noción de cuál será tu papel una vez estés en la sala. Estos son:

  1. Haz una investigación sobre el juego

Este género de juegos generalmente tiene calificaciones altas. Leer experiencias de personas a las que les encanta este tipo de aventuras, es una buena forma de empezar a prepararte. Seguro que durante la investigación descubrirás que no todas las salas de escape son iguales, de hecho, las reseñas te ayudarán a decidir.

Ojo, la mayoría de las veces, las habitaciones son algo complejas. Si el juego fuera fácil, no sería divertido. Los puzzles, por lo general, demandan mucha lógica y trabajo en equipo.

  1. Elige el juego de escape adecuado

En tu primer escape room procura elegir una apuesta accesible y no tan complicada para familiarizarte mejor con la dinámica del juego. Hay salas para todos los niveles, el primer objetivo es pasarla bien.

Cuando reserves, opta por un juego que evite cualquier frustración antes de abordar casos más complejos. Para estar cómodo, elige un tema que les resulte familiar a todos como Casa de Papel, ataques de zombies, etcétera.

  1. Prepara tu equipo

El éxito de la misión dependerá de la buena organización de tu equipo y de su capacidad para comunicarse. Normalmente, la estrategia correcta es tener dos personas que busquen pistas (si tienes niños en el grupo serán muy buenos en esta tarea) mientras otras dos trabajan en la resolución de los acertijos.

En caso de que sean cinco personas, la última puede dar un paso atrás de la situación para orientar a los demás miembros del equipo, lo cual es muy útil si se quedan atascados en el juego.

  1. Usa ropa adecuada

El uso de una ropa cómoda y unos zapatos prácticos es lo ideal a la hora de asistir a una partida de Escape Room. La razón es simple; en algunos casos puede ser necesario arrodillarse para ver las cosas desde un punto de vista diferente, mientras que en otras ocasiones puede ser necesario correr de una parte de la habitación a otra según los acertijos del tema específico.

  1. Entrena tu mente

Este paso no es obligatorio antes de vivir tu primer escape room, pero puede ayudarte mucho a colaborar con el equipo. Escapar de una sala no requiere ningún entrenamiento físico o técnico en particular. Y es que todos los acertijos, enigmas o misterios pueden ser resueltos solo usando el ingenio.

Entrenar tu mente en condiciones de estrés, conllevará una clara ventaja así como en la resolución del juego, incluso en la vida real. Por tanto, si quieres preparar tu inteligencia para un desafío similar es recomendable:

  • Llegar descansado.
  • No estar ebrio o bajo los efectos de otras sustancias.
  • Haber intentado ya resolver acertijos de cualquier tipo.
  • Haber afinado tu sentido de la vista para reconocer pistas dentro de un entorno.
  1. Disfruta la experiencia y aprende de ella

Ya sea que ganes o pierdas una vez que salgas de la sala de escapismo, lo importante es que hayas disfrutado de la experiencia. Además, obtendrás cosas positivas, como

  • Una hora de diversión lejos de los problemas de la vida real.
  • Mayor conocimiento de ti mismo y de tu comportamiento en condiciones estresantes.
  • Irás un paso adelante sobre cómo trabajar en equipo para lograr un objetivo común.
  • Una foto del equipo y los resultados obtenidos para compartir en las redes sociales.

disfruta el escape room

Conclusiones

Al fin y al cabo, no necesitas ninguna preparación en particular de cara a jugar tu primer escape room. Sobre todo porque solo deberás usar tus manos y tu cerebro para encontrar una ruta de salida de la habitación. Por tanto, solo es necesario reunir todas tus habilidades de lógica, resolución de problemas, comunicación y pensamiento crítico al mismo tiempo.

Además, puedes coordinar previamente el trabajo en equipo o preparar una operación real de team building. Pero esto suele hacerse cuando ya se han identificado habilidades especiales entre los participantes. Si quieren conseguir un buen rendimiento desde la primera experiencia, pueden elegir un líder que recopile información de las actuaciones de cada miembro.

Más allá de todo esto, ten siempre presente que el objetivo de estrenarse en el mundo del escapismo es pasarla en grande. ¿Qué esperas? ¡A divertirse!

No Comments

Deja tu comentario

Uso de cookies

Uso de cookies Este sitio web utiliza cookies para usted tener la mejor experiencia de usuario. Si sigues navengant está dando consentimiento a la accpetació de estos "galletas" y la aceptación de nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies